"La Salvación viene de los judíos" (Juan 4,22). "Al judío primeramente y también a las naciones..." (Romanos 1,16). "En cada Cristiano hay un Judío" (Papa Francisco). "Jesús es Judío y lo será para siempre" (Juan Pablo II).

JESÚS HABLÓ HEBREO Y ARAMEO. Escuche los audios aquí.

QUIENES SOMOS

Comunidad MASHÍAJ:
Asociación  de Católicos con el Carisma Hebraico y de Tradicón Hebrea


QUIENES SOMOS

SOMOS UNA COMUNIDAD DEL PUEBLO GENTIL Y DE CATÓLICOS DE TRADICIÓN HEBREA, es decir, nuestra comunidad está conformada por personas y familias católicas del pueblo gentil; también está integrada por personas y familias católicas de tradición hebrea. (cf. Rm 11, 20-26; Mt 23,39; Ef. 2, 14-22; Benedicto XVI, Sinagoga de Polonia – Alemania. Agosto de 2005.). Expresa el Documento “Nostra aetate 4”: “Cree, pues

la Iglesia
que Cristo, nuestra paz, reconcilió por la cruz, a judíos y gentiles y que de ambos hizo una sola cosa en Sí mismo” (Cf. Ef 2, 14-16; Ez 37,21-22). “Di-s escogió una cultura, la judía, para entrar en diálogo con los hombres e invitarlos a la salvación. Penetró en esa cultura, la purificó y fecundó: “Nacido bajo la ley para rescatar a los que se hallaban bajo la ley” (Ga 4,4-5). Encarnado en la cultura judía, el mensaje de Jesús trasciende toda cultura: no ha venido sólo para los judíos, sino para toda la humanidad.” (Documentos conciliares. Concilio Plenario de Venezuela. Ed. CEV. Caracas – Venezuela 2006.  Número 84. p. 47). También expresa el documento: “…(Cristo) estableció un nuevo pacto, convocando un pueblo de judíos y gentiles, que se unificaran, no según la carne, sino en el Espíritu, y constituyera el nuevo pueblo de Dios” (LG 9).


En fin, la Comunidad: MASHÍAJ Asociación Latinoamericana de Hebreos Católicos con el Carisma Hebraico y de Tradición Hebrea, “evoca la espiritualidad de  la Iglesia primitiva de Jerusalem, conformada casi en su totalidad por creyentes en Jesucristo de origen judío, que dando testimonio del Evangelio y en comunión con la tradición apostólica, conservaban su milenaria tradición (Lucas 24,53; Hechos 2,46-47; 5,13; 6,7; 21,20).
Y esto es hacer caso a lo que dijo Juan Pablo II  de feliz memoria: “Hay que volver a las fuentes”, inspirado en el Concilio Vaticano II, en el Decreto Perfectae Caritatis, número 2.
  
QUÉ SIGNIFICA MASHIAJ?
MASHIAJ término hebreo que quiere decir, Mesías que en la escritura hebrea es מָשִׁיחַ,  y la fonética es Mashíaj,(1) que quiere decir “ungido”. (Catecismo de la Iglesia Católica. Numeral 436). MASHÍAJ es una asociación de fieles sin ánimo de lucro, de derecho latinoamericana con el carisma hebraico, con autonomía propia; es una comunidad internacional de personas, inspiradas en el carisma hebraico.

  1. La Pomtificia Comisión Bíblica “El pueblo judío y sus Escrituras Sagradas en la Bíblia cristiana en su numeral 63 expresa: En el Nuevo Testamento, no se encuentra más que dos veces el término hebreo mashíah transliterado en griego mesías y seguido de su traducción griega christós, que significa “ungido” (Jn 1,41; 4,25). En Jn 1,41 el contexto orienta hacia un mesianismo real (cf. 1,49: “rey de Israel”); en 4,25, hacia un mesianismo profético, conforme a la creencia samaritana: “Él nos anunciará todo”. Ahí Jesús se reconoce explícitamente en este título (4,26). En otros lugares, el Nuevo Testamento expresa la idea de mesías con la palabra christós, pero a veces también con la expresión “aquel que viene” (Mt 11,3; Lc 7,19; Jn 11,27). El título christós está reservado a Jesús, excepto en algunos textos en que denuncia a los falsos mesías  (Mt 24,5.23-24; Mc 13,21-22). Junto con el de Kyrios en griego, y Adonai en hebreo que quiere decir  “Señor” (cf. CatIC 209), es el título más frecuente para decir quien es Jesús. Resume su misterio. Es objeto de un gran número de confesiones de fe en el Nuevo Testamento  (Mt 16,16 par; Jn 11,27; 20,31; Hch 2,36; 9,22; 17,3; 18,5.28; 1 Jn 5,1).
NUESTRA MISIÓN
Todos los integrantes de la Comunidad: MASHIAJ Asociación Latinoamericana de Hebreos Católicos con el Carisma Hebraico y de Tradición Hebrea, inspirados en el Carisma Hebraico, es decir, en el Movimiento Hebreo-Católico Mundial, y en el carisma de su fundador, el Reverendo Padre Aarom Yosef Cohen Tapiero (Hernán Díaz González), desarrollan su apostolado con la misión de:
a. Dar testimonio cristiano. Presencia de la caridad y llamada a la conversión.
b. La Evangelización Católica alrededor del mundo.
c. asistencia a los indigentes y enfermos.
d. Diálogo ecuménico e interreligioso.
e. Campaña del Santo Rosario por la paz en Tierra Santa.
f. Edificar comunidades de base inspirada en el carisma hebraico, es decir, dando a conocer y vivir las raíces judías del cristianismo a la luz del Evangelio y del Magisterio de la Iglesia. Estas comunidades las llamamos “havurót Hebreo – Católica”. Se trata de formar pequeños grupos de personas que se reúnen para orar, para estudiar la Cultura Hebrea y vivirla desde la mente de la Iglesia, con el fin de identificar en las pautas de nuestra milenaria tradición, las raíces de la Iglesia”.
g. Preservar la tradición y la cultura del Pueblo Judío en las personas y familias católicas de origen y descendencia hebrea.
h. Dar a conocer las raíces judías del cristianismo con la finalidad de favorecer el diálogo Iglesia-Sinagoga, sin detrimento de los principios proclamados en el presente Estatuto Orgánico.
i. Mejorar la imagen de la nación judía al interior de la Iglesia, a través de campañas educativas, espacios académicos y comunitarios.
j. Erradicar de la Iglesia Católica cualquier vestigio de antisemitismo (Nostra Aetate, 4; JUAN PABLO II, Exhortación Apostólica Ecclesia en América, n. 50), sin importar su procedencia, fundamentación teológica, exegética o hermenéutica, catequética, pastoral o discursiva, sea de obra o de palabra.
k. Difusión y enseñanza doctrinal, espiritual de la Iglesia.
l. Programar escuelas e institutos de enseñanzas y formación para laicos.
m. Promover: una correcta presentación del Judaísmo, no como religión sino como pueblo;
n. El diálogo Iglesia-Sinagoga, la paz en Oriente Medio, partiendo de la búsqueda de la paz en Jerusalén;
ñ. El diálogo intraeclesial, ecuménico, interreligioso e intercultural, la búsqueda de la paz, el desarrollo humano y la protección de la Creación.
Todas las acciones de apostolado que la Comunidad MASHÍAJ promueva son animadas por los socios, y tienen como finalidad general el enriquecer a la Iglesia y a la sociedad con el cumplimiento de cada apostolado.

APOSTOLADOS DE LA COMUNIDAD HEBREO CATÓLICA
Siguiendo la enseñanza del Magisterio de la Iglesia, es deber de todos los bautizados anunciar el Evangelio; este anuncio se puede realizar de diversas maneras, atendiendo las necesidades de las personas, para que viendo los hechos, crean en el mensaje que de boca se les ha anunciado.

La Comunidad Latinoamericana de  Hebreos Católicos: MASHÍAJ cuenta con espacios para que todos los creyentes en Jesús el Mesías puedan vincularse, logrando así que todos juntos estemos unidos en hermandad, y a la vez demos testimonio del Resucitado. Esos espacios son:

1. LA EVANGELIZACIÓN CATÓLICA ALREDEDOR DEL MUNDO.
Nuestra misión es la evangelización. Es la misión esencial de la Iglesia “Constituye, en efecto, la dicha y vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda. Ella existe para evangelizar…” (EN 14), para “llevar la Buena Nueva a todos los ambientes de la humanidad y, con su influjo, transformar desde dentro, renovar la humanidad misma…” (EN 18). “La tarea fundamental a la que Jesús envía sus discípulos es el anuncio de la Buena Nueva, es decir, la Evangelización” (EA 66). “Revelar a Jesucristo y su Evangelio a los que no lo conocen: he aquí el programa fundamental que la Iglesia, desde la mañana de Pentecostés (Shavuot), ha asumido, como recibido de su Fundador” (EN 14). El Mensaje, “sal de tus fronteras” (Concilio Plenario de Venezuela. Documento Conciliar Nº 1, 102). Proclamando al Salvador, a través de una Nueva Evangelización, que exige nuevo ardor, nuevos métodos y nueva expresión. (Juan Pablo II, Discurso a la Asamblea del CELAM, 9 de marzo de 1983, AAS 75, 778). 
2. ASISTIENDO A LOS INDIGENTES, ENFERMOS DE CANCER Y HIV E INDÍGENAS DE GUAYANA Y AMAZONAS.
Nuestra opción por los pobres y por los alejados. La opción por los pobres y otros sectores discriminados de la población supone adoptar las opciones ya asumidas por el mismo Cristo, en su ministerio mesiánico, y que hunden sus raíces en la predicación de los profetas (Cf. Miqueas, Amós, Oseas e Isaías…,; Concilio Plenario de Venezuela. Documento Conciliar Nº 3, 86). Por tanto, asumir esta opción en comunión de fe y con caridad fraterna, es abrazar la causa misma de Jesús (Nº 3, 87). Es poner en prácticas las obras de misericordia (Nº 1, 20). “Estad atentos a las llamadas del ESPÍRITU, para llegar a los pobres de hoy y anunciarles la buena nueva, destinada a ellos: es el signo de la llegada de los tiempos mesiánicos, como Jesús mismo lo enseñó en la sinagoga de Nazaret (cf. Lc 4, 18).”(Mensaje del Santo Padre Juan Pablo II al Superior General de la Congregación del Espíritu Santo. Cardenal Ángelo Sodano Secretario de Estado. 28 de septiembre de 2005). (Mensaje a los Indígenas. Carta de Juan Pablo II. Cf. Doc. Santo Domingo). 
3. POR LA NATURALEZA DEL APOSTOLADO, LA COMUNIDAD MASHÍAJ DA UNA ESPECIAL IMPORTANCIA A LA PASTORAL ECUMÉNICA E INTERRELIGIOSA, apoyando y proponiendo iniciativas en la búsqueda de la reconciliación con las Iglesias tradicionales hacia la unidad de los cristianos y el acercamiento fraterno con el Judaísmo y el Islam. En Venezuela mantenemos excelentes relaciones fraternas con las diferentes Iglesias cristianas, con judíos mesiánicos y el Islam. Estamos haciendo presencia en los grandes eventos, tales como la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos y a nivel Interreligioso con Judios mesiánicos y musulmanes. (Cf. Nostra Aetate; Unitatis Redintegracio; Concilio Plenario de Venezuela. Documento Conciliar Nº 15).
4. LA CAMPAÑA DEL SANTO ROSARIO POR LA PAZ EN TIERRA SANTA Es una convocatoria mundial de la Comunidad: MASHÍAJ a asumido, para elevar el 28 de cada mes el Santo Rosario, pidiendo específicamente la paz para las naciones de Israel y Palestina. Se creó este apostolado como una respuesta a la continua solicitud del Santo Padre de orar constantemente por la paz en el país de Nuestro Señor Jesús Cristo. Esta campaña la pueden liderar los creyentes católicos que deseen difundir esta cadena de oración en las parroquias, grupos de oración, conventos, seminarios, familias y equipos de pastoral. 
5. LA OBRA DE YESHÚA HAMASHIAJ (Bendito Sea Tu Nombre, Tu Memoria y Tus Obras) Es el programa bandera de la Comunidad, dirigido a creyentes católicos de origen judío que expresan su deseo de retornar a sus raíces judías, para vivir el Judaísmo a plenitud según el Evangelio y el Magisterio de la Iglesia. También está encaminado a judíos creyentes en Yeshúa el Mesías, que libremente desean hacer parte de la Iglesia Católica, viviendo su herencia judía a través de LA COMUNIDAD INTERNACIONAL DE HEBREOS CATOLICOS: MASHÍAJ.
Quienes entran a formar parte de la Obra de YESHÚA HAMASHIAJ son reconocidos oficialmente como miembros del Pueblo Judío creyente en Cristo y presente en la Iglesia Católica. (CONCILIO VATICANO II. Declaración Nostra Aetate, 4; Constitución Dogmática Gaudium et Spes, 53. 58; Encíclica Slavorum Apostoli, 16; cf. JUAN PABLO II. Mensaje Diálogo entre Culturas, Condición para la Paz, numeral 7. Diciembre 8 de 2000; Concilio Plenario de Venezuela. Documento Conciliar Nº 78, página 482. cf. LG 9; Ibíd.. Nº 84. p. 47); de manera que la unidad de origen y destino de toda la humanidad condena cualquier actitud de racismo, rechazo o exclusión. (Concilio Plenario de Venezuela. Documento Conciliar Nº 88, p. 99). Dios escogió una cultura judía, para entrar en diálogo con los hombres e invitarlos a la salvación. Penetró esa cultura, la purificó y fecundó (Concilio Plenario de Venezuela. Documento Conciliar Nº 84. p. 47). 
6. Recientemente la COMUNIDAD INTERNACIONAL DE HEBREOS CATÓLICOS MASHÍAJ ha lanzado el programa de HAVURÓT CATÓLICOS. Se trata de formar pequeños grupos de personas que se reúnen para orar, para estudiar la Cultura Hebrea y vivirla desde la mente de la Iglesia, con el fin de identificar en las pautas de nuestra milenaria tradición, las raíces de la Iglesia.
Cualquier católico puede liderar y formar parte de una havurá católica. Vivir la experiencia de las havurót permitirá que algunos redescubran su historia y legado, y así deseen hacer parte de la Obra de YESHUA HAMASHIAJ.
El Papa BENEDICTO XVI EXPRESÓ en la Sinagoga de Colonia – Alemania. Agosto de 2005. “Si los católicos de origen gentil nos valemos de la experiencia y el carisma de nuestros hermanos bautizados de tradición hebrea, entenderemos muchas cosas que vivimos en la Iglesia, lograremos fortalecer nuestra identidad cristiana, nuestro amor por la Iglesia y nuestro sentido de pertenencia a ella.”

Dice el CATESISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA EN SU NUMERAL 1096 “Un mejor conocimiento de la fe y la vida religiosa del pueblo judío tal como son profesadas y vividas aún hoy, puede ayudar a comprender mejor ciertos aspectos de la Liturgia cristiana”
Entre las enseñanzas del concilio Vaticano II, la declaración Nostra aetate sobre las relaciones de la Iglesia con las religiones no cristianas subraya el vínculo totalmente especial y único mediante el cual el pueblo del Nuevo Testamento está espiritualmente unido a la estirpe de Abraham, y pone de relieve la importancia del diálogo con los judíos, promoviéndolo mediante los estudios bíblicos previstos en la preparación para el ministerio. Dice así: "Como el patrimonio espiritual común a los cristianos y a los judíos es tan grande, este sagrado Concilio quiere fomentar y recomendar el mutuo conocimiento y estima que se obtiene, sobre todo, por medio de los estudios bíblicos y teológicos y en el diálogo fraterno" (n. 4). “Entre tanto, ha de ser el proyecto más importante de estudios judíos de la Iglesia católica, garantizando al mismo tiempo una calidad superior y una seguridad económica más adecuada. Por tanto, la Comisión, después de una atenta evaluación, ha decidido proseguir con renovado empeño la finalidad original del proyecto Ratisbona y fortalecer el programa de estudios trasladándolo al "Centro Cardenal Bea para estudios judíos" de la Pontificia Universidad Gregoriana, recientemente reorganizado.”
De manera que, estos estudios “proporcionar a los alumnos un conocimiento y una comprensión más completos de la religión, la cultura y la historia judías; la colaboración científica entre especialistas judíos y cristianos en el estudio de la religión, de la cultura y de la historia; y la posibilidad de conferir los correspondientes grados académicos y tener intercambios con otras instituciones académicas.”.(CONGREGACIÓN PARA LA EDUCACIÓN CATÓLICA COMISIÓN PARA LAS RELACIONES RELIGIOSAS CON EL JUDAÍSMO. DECLARACIÓN CONJUNTA SOBRE LOS ESTUDIOS JUDÍOS EN LA PONTIFICIA UNIVERSIDAD GREGORIANA. Dado en Roma, en la sede de la Congregación para la educación católica, el 14 de noviembre de 2002. Cardenal Zenon GROCHOLEWSKI. Prefecto de la Congregación para la educación católica.Cardenal Walter KASPER.Presidente de la Comisión para las relaciones religiosas con el judaísmo)
7. CENTRO DE FORMACIÓN JERUSALEM.
Instituto de evangelización: 
1. Escuelas de evangelización. 
2. Escuelas de alabanza y adoración. 
3. Campañas de evangelización kerigmática. 
4. Retiros básicos. 
5. Evangelización en casas de familias, empresas e instituciones privadas. 
6. Misiones en los Pueblos Indígenas.
7. Instituto Bíblico
8. Instituto para el diálogo ecuménico e interreligioso.
9. Temas para el crecimiento espiritual e intelectual.
10.Cursos de Hebreo moderno y bíblico y Árabe clásico
11. Otros estudios: 
A. Documentos de la Iglesia.
B. La Cruz del Mashiaj.
C. La Doncella Miriam de Nazareth
D. Las Raíces Judías del Cristianismo.
E. Reviviendo los huesos secos…
G. El Maguen David en la Iglesia Católica.
H. Una aproximación judía al Nuevo Testamento.
I. El Octavo Día.
J. El Shofar la Trompeta Biblica.
Rev. Lic. Padre  Aaron Cohen